Cómo aprendimos a no preocuparnos y amar a Baidu

Baidu-amor-por-el-buscador-chino-600px
Como en cualquier preludio de relación sentimental es bueno conocer los gustos y los deseos de la persona a la que queremos conquistar para atraer así su atención. Con Baidu sucede algo parecido.

Hablar de Baidu es hablar del motor de búsqueda más conocido y utilizado de China. Millones de internautas chinos se han acostumbrado a su interfaz como principal medio de acceso a Internet y se han convertido en satisfechos usuarios de sus servicios –y de paso, resignados consumidores de su publicidad.

La sociedad china ha integrado en su vida diaria esta dependencia del buscador igual que nosotros lo hemos hecho con Google. Su influencia es transversal y afecta a toda actividad que se realiza en la red.

Se puede ver a Baidu como el pegamento que mantiene en contacto los múltiples espacios digitales que en forma de webs y redes sociales nacen y mueren continuamente en la fragmentada Internet china.

Precisamente este papel tan destacado dentro de la sociedad china le ha supuesto que se le juzgue con más dureza, cuando no hace bien las cosas. Baidu ha sido el blanco de las críticas por su aparente escasa voluntad de proteger los derechos de propiedad intelectual, así como por su falta de interés para combatir activamente la venta de medicinas sin licencia o falsas por Internet, una fuente de ingresos por publicidad muy importante para el buscador.

Tenemos que tener en cuenta que los chinos tienen la costumbre de buscar y comprar por Internet muchos tipos de fármacos, desde tratamientos para la disfunción sexual hasta para la diabetes, ya que la red les ofrece más confidencialidad y mejores precios que los canales tradicionales, y las carencias que presentan muchos hospitales públicos chinos favorecen que los pacientes prefieren automedicarse.

Medicinas-en-China

Foto: Viales de hormona del crecimiento de fabricación china. Una caja cuesta alrededor de 1.000 RMB.

Pero parece que Baidu no es ajeno a todo este debate, y ya sea de forma voluntaria o por obligación para acatar las leyes vigentes en China, está poniendo de su parte todos los medios necesarios para garantizar a los usuarios una navegación más “segura” .

Un ejemplo de este cambio de actitud es su estrecha colaboración con diferentes agencias gubernamentales en la lucha contra la venta online de fármacos ilegales. Una batalla que va claramente en contra de sus intereses económicos, ya que la demanda de medicamentos es un pastel muy lucrativo que parece que continuará aumentando los próximos años debido a que un sector creciente de la población puede –y quiere– dedicar una parte cada vez más importante de sus ingresos a este tipo de productos y además vive más años, y por tanto, necesita más medicamentos para mantenerse con una buena salud más tiempo.

Si nuestro sitio web no sabe seducir a Baidu, Baidu no le hará ni caso

Para empezar tenemos que hablar su idioma. Baidu tiene predilección por los sitios web que publican contenidos exclusivamente en chino. Contenidos actualizados regularmente, originales y de calidad, eso sí. Las webs fraudulentas son penalizadas con dureza desde la última actualización del algoritmo de ranking.

Y no solamente es importante hablar su idioma, sino mantener una buena comunicación con sus agentes, sobre todo si se quieren contratar servicios de pago. Como en casi cualquier organismo público o privado en China que tenga un cierto volumen, y Baidu tiene más de 5.000 empleados, los procedimientos burocráticos son lentos, complicados, y a veces incluso impredecibles. Contar con alguna persona que hable chino, que conozca bien el funcionamiento interno de Baidu, y  sepa cómo resolver los problemas que puedan ir surgiendo durante la tramitación de algún servicio, facilita mucho las cosas.

El siguiente paso es estar lo más cerca posible del buscador. Ya se sabe que el roce hace el cariño. A Baidu le gustan más las webs alojadas en territorio chino que las que se encuentran fuera de sus fronteras.

Un tema también a considerar a la hora de tomar la decisión de compartir el futuro con alguien es saber cómo se gana la vida. El dinero no da la felicidad, pero ayuda. Los ingresos de Baidu vienen mayoritariamente de la inserción de publicidad en su buscador. Esta publicidad puede ser de dos tipos: para PC o para móvil.

En el primer caso nos referimos a aquellos anuncios que nos aparecen en las páginas de resultados de Baidu cuando realizamos una búsqueda a través del ordenador. Baidu es el líder indiscutible de este sector, aunque ha sufrido una fuerte caída de cuota de mercado, sobre todo por la competencia de empresas como Qihoo o Sogou.

En el segundo caso nos referimos a la publicidad que se nos muestra cuando realizamos búsquedas desde el móvil. La adopción del uso de dispositivos móviles para comprar comprar y buscar información es una tendencia con un crecimiento espectacular en todo el mundo, y que en China no tiene un claro vencedor, ya que el mercado está muy fragmentado. Tencent y Easou son dos rivales de Baidu en la lucha por conquistar este mercado tan lucrativo.

En este punto conviene recordar que en China tan solo la mitad de la población accede regularmente a Internet, y por tanto, todavía hay mucho margen de crecimiento.

Pero los tentáculos del gigante Baidu son muchos y variados, y sus ingresos también provienen de colaboraciones con partners de distintos sectores, como se puede ver en el diagrama siguiente.

Intereses-de-Baidu-en-otras-empresas

Gráfico: Representación de algunas alianzas estratégicas que Baidu tiene con importantes empresas del sector tecnológico.

También hay otro factor que influye cada vez más en el posicionamiento de nuestro sitio web en las páginas de resultados de Baidu: el número de opiniones que se generan en las redes sociales sobre nosotros.

Volviendo al mundo de las relaciones sentimentales, parece lógico que si muchos de nuestros amigos nos recomiendan salir con alguien, al final lo hagamos, ¿no? Confiamos en su criterio, aunque esta forma de democracia participativa no deje de tener ciertas sombras, ya que quién decide qué cierto número de opiniones subjetivas se transforma por arte de magia en una realidad objetiva. Hay que mirar más allá y analizar otros factores para apreciar realmente la calidad de un sitio web.

¿Para conectar con los consumidores chinos es Baidu el mejor pretendiente?

Baidu, al igual que otros gigantes de Internet, está en continua evolución e innovación. Es difícil predecir que nuevos servicios sacará al mercado, y cuáles tendrán verdadero impacto en nuestras vidas, o por el contrario, serán olvidados en poco tiempo. Sin embargo, es posible intentar esbozar una visión del fenómeno Baidu sin entrar en pronósticos estériles de futuro.

Si lo que queremos es trabajar con el motor de búsqueda que indexa el mayor número de sitios web en China, que cuenta con más usuarios de origen chino, que tiene servicios cada vez más novedosos y mejor adaptados al consumidor local, y que además ofrece buena parte de sus servicios de forma gratuita, sin ninguna duda, nuestra elección debería ser Baidu.

Aparquemos nuestra preocupación de quién, cómo y para qué se gestionan los datos y servicios que ofrece Baidu, y disfrutemos del buscador porque, de momento, no existe una alternativa válida para dar respuesta a nuestras necesidades. Baidu, what else?

Roger Nierga

Roger Nierga

CEO de Fengling y bloguero especializado en los nuevos consumidores chinos. Apasionado por la cultura on-line de China, intenta transmitir su pasión escribiendo para distintos medios de comunicación y participando en conferencias.

 

0 Comentarios en "Cómo aprendimos a no preocuparnos y amar a Baidu"

Si te apetece, añade un comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Nombre*

Inteligencia digital para el mercado chino   ¿Hablamos?